Ciudadanos Hoy


Buscando un hormigón
menos contaminante


Por Victoria Mordcovich L.

 

El material fabricado en Chile es más sustentable que el utilizado en otras partes del mundo. Es real que contamina, pero si se analiza en todo el plazo de vida útil, la balanza se inclina a su favor.

 

¿Ustedes sabían que la industria cementera es la responsable de la emisión del 7% de dióxido de carbono (CO2) a nivel mundial? Pues así es; sin embargo, a diferencia de lo que todos creíamos, el hormigón chileno es un gran aliado de la sustentabilidad y contamina bastante menos que el fabricado en otros lugares del mundo, según lo plantea un estudio realizado por la Universidad de Chile, en el que se analizaron los beneficios de los materiales de construcción a lo largo de su vida útil y no sólo en la fase de su producción.

Si bien hoy existen nuevas técnicas constructivas de rápida ejecución y probada durabilidad, la edificación tradicional sigue siendo muy valorada. De hecho, 80% de las construcciones en nuestro país se realizan con hormigón (también llamado concreto), lo que explica la preocupación por el impacto ambiental que pueda tener su uso a largo plazo.

Dada la relevancia del tema es que el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (IDIEM), decidió incorporar la construcción sustentable como un factor de desarrollo en su labor. Así nació el concepto de hormigón sustentable, que es el mismo hormigón que se ha utilizado siempre, pero visto desde otra mirada. "Lo que estamos haciendo es observar la sustentabilidad de los materiales con un enfoque de ciclo de vida, es decir, no sólo analizar su etapa de producción, sino su ciclo completo, de principio a fin.

 

Más sustentable

Las proporciones que se utilizan en nuestro país para fabricar concreto no son las mismas que en el resto del mundo, ya que aquí se optó por usar mayor cantidad de aditivos en detrimento del clínker (principal compuesto del cemento, mezcla de arcilla y caliza molida cocidas), lo que permite disminuir hasta un 50% de las emisiones de CO2.

Con esta óptica te das cuenta de que algunos productos -como el hormigón- sí son sustentables en el largo plazo, incluso más que otros materiales que podrían considerarse ecológicos en una primera instancia, pero que al analizarlos en su vida útil pueden contaminar más", señaló el subdirector del IDIEM, Eduardo Sanhueza.

Según el arquitecto Johan Galvis, se trata de un material muy noble y eficiente. “Es imposible negar que contamine, pero en la ecuación final tiene muchas ventajas, como la durabilidad, la casi nula necesidad de mantención y el hecho de que es termo-eficiente, ya que en invierno mantiene mejor el calor y en verano es fresco”.VDS


Portada
NoticiasVds

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.