Jardín


Efectos del cambio climático:
Los ciclos de las plantas se adelantan

enemigos naturales

 


El proceso de floración se produce varios días antes que hace 30 años. También hay efectos en los ciclos nutritivos de la tierra y en el régimen de lluvias.


La capacidad de las plantas para hacer frente al cambio climático depende de las características propias de la especie y de las del territorio. Por el contrario, la vulnerabilidad de las especies se produce cuando la velocidad que éstas presentan para poder desplazar su distribución o adaptarse es menor a la velocidad del cambio climático.

 

Nuestro país no está quedando ajeno al cambio climático que afecta al mundo entero. Según los estudios, hacia 2040 Chile será un lugar más caluroso, con temperaturas entre 2 y 4 grados más elevadas y con un 30% menos precipitaciones en la zona central. Pero las mayores temperaturas no sólo significarán sentir más calor en verano, sino que, además, traerán graves consecuencias para el ecosistema y nuestra forma de vida.

 

En el caso de las plantas, su ciclo vital ya está manifestando cambios. Según una investigación de la Universidad de California y publicado en la revista Nature hace algunos años, las plantas irían adelantando su floración entre cinco y seis días por cada grado centígrado que se incrementará la temperatura. Sin embargo, al parecer estos cambios sucederán más rápido de lo pensado.

 

“Los experimentos realizados hasta ahora subestimaban la respuesta de las plantas al cambio climático y no tenían en cuenta factores medioambientales que afectan a sus ciclos, como la fecha en la que comienzan a derretirse las nieves”, afirmó la bióloga Elizabeth Wolkovich, quien lideró el estudio en el que se analizó la fenología -relación entre los factores climáticos y los ciclos de las plantas- de 1.634 especies vegetales de cuatro continentes.

 

En ese momento se comprobó que en los sistemas de clima templado, la mayoría de las especies adelantaban la aparición de sus hojas y su floración en respuesta al calentamiento, algunas las retrasaban y unas pocas permanecían sin cambios. Otro de los descubrimientos fue que las especies que más tienden a cambiar sus ciclos son las plantas que germinan y sucumben en un mismo año y las que florecen al comienzo de la primavera, mientras que las perennes y las de floración más tardía son más resistentes.

 

Sin embargo, en el último tiempo se ha insistido en la necesidad de mejorar la metodología de investigación y llevar a cabo más observaciones a largo plazo. “Entender cómo el cambio climático altera los ciclos de vida de las plantas nos permitirá predecir de forma más precisa su impacto sobre los ecosistemas y la disponibilidad de algunos recursos naturales vitales para el ser humano”, subrayó Wolkovich.

 

Los ciclos de las plantas son determinantes para el resto del medio ambiente y afectan, por ejemplo, a la actividad de los insectos polinizadores, los ciclos nutritivos de la tierra o el régimen de lluvias. VDS


Portada
NoticiasVds
Publique aquí

© 2014 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando S.A.