Jardín


¿Qué hacer con
las hojas caídas?

enemigos naturales

 

Si bien no es necesario levantar hasta la última, ya que tienen un efecto de mantillo para el suelo, sí se debe juntar lo suficiente como para que el césped pueda respirar durante el invierno.


Las tareas de cuidado de nuestro jardín no son exclusivas del verano. Las bajas temperaturas, la disminución de las horas de luz solar y la llegada de las primeras lluvias no significan que el exterior de un hogar deba volverse un espacio aburrido. De hecho, está comprobado que del cuidado y empeño que pongamos durante el otoño y el invierno dependerá la calidad y cantidad de follaje, así como las flores y frutos que obtengamos las siguientes temporadas.

 

En ese marco, podar, desmalezar y retirar hojas caídas son tareas que contribuyen a mejorar el aspecto y condición de nuestros jardines. De acuerdo con un estudio de la National Wildlife Federation Naturalist, las hojas caídas brindan un beneficio doble: reestructurar el piso y apoyar la salud de la tierra. Es que por un lado, funcionan como un mantillo natural que ayuda a eliminar las malas hierbas y, por el otro, proveen cobijo a muchas otras formas de vida, como insectos y microbios, que fomentan la reproducción de nuevas especies.

 

Sin embargo, también son peligrosas cuando están mojadas, ya que se transforman en una alfombra resbaladiza. Además de eso, los brotes, la hierba, las plantas de hoja perenne y el césped tienden a podrirse y asfixiarse si permanecen cubiertos mucho tiempo sin luz, aire y agua.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que las hojas constituyen un elemento decorativo natural para los jardines, por lo que no hay que obsesionarse con levantar hasta la última; sino que se debe juntar lo suficiente como para que el césped pueda respirar. Para recogerlas, lo ideal es contar con una escoba o rastrillo, guantes, recogedor, bolsas para basura y, si es posible, una máquina aspiradora de hojas. En los casos de jardines grandes, los sopladores son de gran ayuda.

 

Según la paisajista Claudia Ponce, las “chipeadoras” o máquinas trituradoras son también buenas aliadas cuando se trata de parcelas, ya que permiten reducir el volumen de la basura vegetal y, a la vez, facilitan convertir esas hojas en mulch (acolchado) para macizos, algo que contribuye a mantener la humedad durante el invierno. De acuerdo con sus palabras, se trata de una máquina relativamente cara, pero cuya inversión se justifica en el mediano plazo, si se considera que reemplaza la contratación de camiones para retiro durante la temporada.

 

Sugerencias


*El otoño es ideal para plantar bulbos: tulipanes, jacintos y narcisos se pueden plantar en esta estación. Sus características intrínsecas los hacen más resistentes al frío y les permite, brotar, crecer y desarrollarse, para finalmente florecer a principios de primavera, exitosamente.

 

*No hidratar de más y chequear el riego: Es un error común al ver las plantas secas o amarillas, tender a agregar más y más agua, provocando su ahogamiento. Hay que tener en cuenta que cuando existe una menor exposición al sol y las temperaturas se vuelven más frescas, el agua se mantiene por más tiempo en el suelo y por ende en la planta, ya que disminuye su evaporación.

 

*Fertilizar: las plantas han estado en constante crecimiento en la época de primavera-verano, por lo que ahora es necesario reestablecer sus equilibrios nutricionales. Junto con eso, se recomienda mover la tierra y oxigenar las raíces.VDS


Portada
NoticiasVds

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.