Local


Niños Deportistas:
El campeón de Chicureo

 

Eduardo gatti para Valles del Sol

 

 


Victoria Mordcovich L..


A sus 12 años, Agustín Blanco es ya un deportista destacado. Su pasión por los caballos, sumada a su responsabilidad y al talento natural que tiene para la equitación, lo llevaron en diciembre pasado a quedarse con el Campeonato Nacional de salto en la categoría pre infantil. Un niño con objetivos muy claros, que dará mucho qué hablar…

 

 

Llega religiosamente de martes a sábado al Club Ecuestre Piedra Roja y, durante unas tres horas diarias, no tiene otra cosa en la cabeza que sus caballos, su entrenador y el picadero en el que intenta mejorar su rendimiento para llegar lo que quiere: el campeonato de Chile, “pero el grande, el de los saltos altos”, aclara.

 

Agustín Blanco lo dice como sin darle relevancia al campeonato nacional que ganó el pasado diciembre, en la categoría pre infantil, y con saltos y obstáculos de 1,15 metros. En el transcurso de la charla nos daremos cuenta de que en realidad se siente muy orgulloso de su logro, especialmente porque lo obtuvo en compañía de Atrevida, su yegua regalona y en la que nadie creía. “Todos me decían que no íbamos a avanzar mucho, así que para darles el gusto participé también con otros dos caballos que tengo, pero en el momento de la final lo único que quería era no tener que llegar al desempate, porque terminé exhausto, fue mucho”, cuenta Agustín, dando muestras de la fortaleza mental que tiene a su corta edad.

 

La buena comunicación que tiene con Atrevida es lo que lo hizo, entre otras cosas, llegar al podio. Víctor Hugo Alegría, ex oficial de Carabineros y entrenador del campeón desde hace casi un año, es firme al aclarar que Agustín es la punta de un iceberg que incluye a una familia que lo apoya 100%, su caballo, su entrenador, sus preparadores y todo un equipo que resulta fundamental para lograr cualquier objetivo que se plantee. “Uno de los grandes plus que tiene Agustín es que nunca tuvo presión externa, sino que trabajamos muchísimo pensando en dar lo mejor que podamos, pero lo más importante para todos es que él esté relajado y sea feliz con lo que hace”, afirma, tras explicar que en la equitación, así como en la mayoría de los deportes de competición, la parte psicológica es tanto o más importante que la técnica.

 

Agustín comenzó a montar ponies a los 5 años y a los 7 pasó a los caballos grandes. “Si fuera por mí me dedicaría sólo a esto, pero como quiero tener plata voy a estudiar”, responde convencido cuando se le pregunta si quiere ser jinete profesional. El año pasado, participó por primera vez en el Torneo Americano que se realizó en Brasil y tuvo muy buena performance. Su foco para este 2017 está puesto en el mismo campeonato, que se llevará a cabo el primer fin de semana de octubre, esta vez en Buenos Aires. Para llegar allí y lograr buenos resultados, sabe que deberá seguir trabajando como hasta ahora, pero eso no lo asusta; al contrario, le resulta un desafío que lo motiva en todos los ámbitos de su vida. VDS



Portada
NoticiasVds
Publique aquí

© 2014 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando S.A.