> Slide > Slide

VDS Chicureo

12 de noviembre: Día Mundial de Lucha Contra la Obesidad

 

 

La obesidad ha alcanzado magnitudes epidémicas a nivel mundial. Según la OCDE, durante el 2019 nuestro país ocupaba el primer puesto entre los 36 países que componen esta organización, con un 74% de la población con sobrepeso u obesidad. Es muy importante generar conciencia en torno a esta condición, ya que anualmente mata a 2.6 millones de personas en el mundo.

Las noticias no mejoran. Según la información entregada por la Organización Mundial de la Salud, desde el año 1975 hasta la actualidad, las tasas de obesidad se han triplicado en todo el mundo. Como consecuencia, las enfermedades asociadas a la obesidad también han ido en aumento, como la hipertensión, diabetes, colesterol alto, entre otras. Además, un estudio de la misma organización reveló que para el año 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 años o más tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos.

Más datos: Para el año 2016, cerca de 41 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso en todo el mundo. El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, pero como cualquier tipo de grasa, con constancia, ejercicio y una buena alimentación se puede reducir o quemar.

La obesidad y el sobrepeso son enfermedades de origen multifactorial, por lo que además de un tratamiento médico y farmacológico, es imprescindible un plan nutricional y hacer del deporte un hábito diario. Este último es una de las mejores curas para la enfermedad, ya que la obesidad suele ser un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas. Una dieta sin excesos y actividad física proporcional reduce notoriamente las posibilidades de generar sobrepeso.

Lo más importante de una dieta saludable consiste en reducir, ojalá por completo, el consumo de grasas y sustituir las grasas saturadas por las insaturadas. Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, y finalmente reducir el consumo de azúcar y sal. Por otro lado, con un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física, reducimos la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares y por supuesto, el sobrepeso u obesidad.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información