> Slide

Camila Aramayo Astete

Bulldog francés: todo lo que necesitas saber

¿Adoptar un perrito es parte de tus planes para este año? ¿Te encantan los bulldogs franceses, pero quieres saber más antes de tomar una decisión? Hoy te traemos toda la información sobre esta raza de perros para que estés bien informado.

Característicos por sus grandes orejas, cuerpo redondito, cara arrugada y sonidos como de chanchito. El bulldog francés -o frenchie– se ha vuelto una de las razas más populares entre los chilenos; con una personalidad irresistible y encantadora, estos pequeños se han convertido en la opción preferida a la hora de adoptar una mascota.

Este can es familiar del bulldog inglés -o bulldog como los conocemos en nuestro país- de hecho, eran tan populares entre los fabricantes de encajes, en Inglaterra en el siglo XIX por su tamaño, que al emigrar se llevaron a sus perritos con ellos. En Francia, al mezclarse con otras razas como pugs y terriers, los bulldogs franceses lograron sus orejas tan particulares, logrando causar aún más ternura.

Incluso en Paris, estos perritos se volvieron tan populares que fue una de las razas adoptadas por la alta sociedad a principios y mediados del siglo XIX. Los podrás encontrar en pinturas de famosos artistas franceses como Henri de Toulouse-Lautrec y Edgar Degas. Así es. Son más que solo una cara bonita.

Tienen un carácter fuerte y son muy inteligentes por lo que no te costará mucho entrenarlo si lo combinas con los juegos, además de ser excelentes guardianes por su alto nivel de alerta. Son perros sociables y se llevan bien con otras mascotas y personas; y tienen una personalidad entretenida y adorable, convirtiéndolo en el mejor compañero para tu hogar.

En cuanto a su salud, como los pugs u otras razas de cara plana, son propensos a problemas respiratorios por lo que es mejor evitar los climas cálidos y húmedos para no lidiar con hongos en los pliegues de su piel. Además, tienen problemas en su columna con el transcurso del tiempo, por lo que a medida que tu compañero envejezca, ten cuidado con su movilidad. Pero si lo llevas a un control veterinario al menos una vez al año, con sus vacunas y desparasitaciones al día podrás prevenir estas enfermedades y otras.

Debido a su pelaje corto y listo, es bueno cepillarlo tres veces a la semana para eliminar el pelo y suciedad, además de distribuir mejor los aceites naturales de su piel. Así siempre tendrá un pelo brillante y sano. Un baño mensual es ideal para estos caninos, teniendo cuidado de limpiar y secar muy bien los pliegues de su cara. Para gastar la energía basta con sacarlo una vez al día, en paseos cortos cuidando de que no se sobre exigen. Cepillar sus dientes es muy importante para evitar cualquier enfermedad bucal y tu amigo siempre esté sano y con aliento fresco.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información