temple dojo chicureo
play chicureo

Imagen de Marca


“BUSINESS
AS USUAL”

 

Juan Claudio Edwards

 




Por Juan Claudio Edwards
MsC - Consultor de Marcas


Los gringos tienen esta expresión (business as usual) para decir “sigamos como siempre”… “aquí no ha pasado nada, sigamos como siempre”.

 

El mes pasado, febrero del 2020 (a cinco meses del estallido social), fue para los chilenos como si nada pasara en el país. Todo siguió según lo establecido por años: El Congreso cerró, el Presidente y su gabinete se fue de vacaciones, los empresarios salieron fuera del país, y hasta los de la “primera línea” se fueron a tostar a alguna playa… Fue como si “las cosas importantes” tomaran vacaciones.

 

Desde diciembre del año pasado, los diarios, noticieros de TV, la radio y cuanta RRSS exista, viene diciendo “Uhhhhh… en marzo se viene lo peor!” Hoy ya estamos en marzo, pero todos los protagonistas del hoy, se fueron de vacaciones hace menos de un mes! Insólito!

 

La lógica es que a lo menos el Estado (y ojo, no digo el Gobierno, sino el Estado), hubiese estado preparando todo tipo de respuestas o prevenciones a ese “marzo negro” que ya está aquí… Preguntas básicas que yo me hice en febrero y que lo menos era pensar que las “autoridades” estuvieran desarrollando algún plan preventivo (ojalá) o reactivo (al menos):

 

¿Qué hacemos si los exaltados no dejan entrar a los niños a sus colegios?

 

¿Qué hacemos si el extremismo se toma las carreteras y no dejan que avancen los camiones con mercaderías?

 

¿Qué hacemos si el Congreso no puede sesionar porque los honorables no pueden llegar?

 

¿Cómo prevenimos (prevenimos, y no reaccionamos) a lo que se viene o puede venirse?

 

Estas y otras, son preguntas que es lógico que el Estado (los tres Poderes) se haya hecho, porque no podemos estar a merced de los que no les importan las respuestas a lo que la gente pide, sino sólo “su propia verdad”.

 

En estas líneas he dicho varias veces que, en lo personal, creo que muchas demandas no solo son justas, sino necesarias. Las personas no pueden morirse esperando que los atiendan en hospital público; los muchachos no pueden estar pagando toda su vida por su educación superior; las empresas inescrupulosas no pueden abusar coludiéndose y que nadie esté en la cárcel por eso…

 

Sí, estoy de acuerdo con las demandas sociales, pero otra cosa es la destrucción, los robos a la pobre “Sra. Juanita”, la quema de patrimonios históricos… como tampoco estoy de acuerdo que haya abuso de las fuerzas policíacas, matonaje, atropellos y patadas en la cabeza.

 

Pero la respuesta a todas las demandas justas, no puede ser sólo del gobierno de turno, sino del Estado como un todo.

 

¿Y qué ha hecho el Estado?... bueno, en febrero se fue de vacaciones… (Quizás dejaron a los “cerebros” trabajando, pero esto no es sólo la pega que hay que hacer, sino los signos que se entregan…).

 

¿Saben cuál es el problema?
Es que cada uno “juega su propio partido”, sin importarle el bien mayor, que es nuestro país y su gente.

 

Al Congreso – mayoritariamente opositor al gobierno – le interesa que Piñera “pierda” y así volver al poder. Al Poder Judicial – que es garantista – que no lo acusen de condenar las demandas justas, entonces, para evitar problemas, liberan a todos (marchantes pacíficos o lumpen destructivo). A los partidos de Chile Vamos – todos peleados entre sí – lo único que quieren es seguir apernados al poder. Al gobierno – que no sabe qué hacer – entregar su mandato y decir “cumplí y salvé!”…

 

Pero, ¿y la gente? ¿y sus demandas justas? La verdad, a pocos de ellos les importa mucho… y eso es lo peor de todo!

 

¿La solución? Si Uds., que leen esta columna, creen en estas demandas, entonces esta es la forma:

 

• Aislar a los lumpen y narco-anarquistas que sólo quieren destruir.

 

• Aislar a los políticos populistas que se aprovechan del clamor de la gente y que dirán que en 5 minutos solucionan todo.

 

• Aislar a los dos tipos de extremistas: los que quieren la revolución sangrienta y los que quieren la milicia en las calles.

 

• Y, sobre todo, entender que esto es serio, muy serio y por tanto, no es “Business as usual”.



Deko Group chicureo
arriendo oficina chicureo wos center

Portadas
Sociales Chicureo
Ofertas

© 2017 Revista Valles del Sol es editada por Comunicando Ltda.