> Slide > Slide

VDS Chicureo

Día Mundial de la Salud Mental: Estar bien en tiempos de Coronavirus

 

¡Ojo! Cualquier síntoma cognitivo, emocional o conductual que afecte la funcionalidad o el sueño por más de dos semanas seguidas, es motivo de preocupación y puede requerir tratamiento médico.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud ha dicho que la pandemia del COVID-19 ha provocado una crisis de salud mental a una escala nunca antes vista en nuestra región, y Naciones Unidas ya advirtió que a la crisis sanitaria por COVID-19 le seguirá una crisis de salud mental. Además, un reciente estudio Ipsos realizado en 27 países que no mostró grandes cambios en la felicidad de las personas entre el actual contexto de pandemia y las cifras de 2019; reflejó que en países como Perú, México o Chile, la percepción de felicidad cayó drásticamente. En el caso de Chile, la baja de 15 puntos lo situó en el cuarto lugar de los países más infelices.

Sumado a la pandemia (uso de mascarillas, distanciamiento social, aislamiento, inseguridad laboral, fallecimientos, etc.), nuestro país atraviesa por un particular momento social, que se refleja en las prioridades expresadas por los chilenos en el estudio: salud, sentido de la vida y nivel de control o seguridad con el que enfrenta al contexto de incertidumbre. La suma de todo esto, podría ser la causa de que hoy un tercio de la población chilena padezca algún tipo de enfermedad mental, como angustia, estrés o depresión.

¿Cuáles son las señales que deben preocuparnos?
Cualquier síntoma cognitivo, emocional o conductual que afecte la funcionalidad por más de dos semanas seguidas, o afecte el sueño durante este periodo. No se trata de estar bien todo el tiempo, es normal que nos afecte esta situación de crisis, o que al poner nuestras energías en salir adelante de los problemas o adaptarse a los cambios, perdamos energía para hacer otras cosas que antes nos ocupaban, es esperable tener días buenos y malos, a lo que hay que poner atención es a que se prolonguen en el tiempo.

Pida ayuda para sí mismo, un familiar o amigo, si observa alguna de las siguientes situaciones:

  • Mucha tristeza y retraimiento.
  • Pensamientos y sentimientos recurrentes que abruman e interfieren actividades cotidianas.
  • Dificultad para realizar tareas cotidianas, incluso aquellas que parecieran muy simples (por ej. preparar comida, aseo personal y otras).
  • Intención de hacerse daño o planificar hacerlo.
  • Dejar de comer.
  • Consumo frecuente y excesivo de alcohol y otras drogas, o automedicación de fármacos para el ánimo o el sueño.
  • Cambios drásticos en el estado del ánimo, conductas o hábitos de sueño.
  • Intensos miedos y temores que impiden realizar actividades.
  • Sentirse muy pesimista respecto a su futuro y sus planes.

(Fuente: https://www.gob.cl/saludablemente/consejos/)

Para evitar que la situación nos afecte más de la cuenta, es importante el autocuidado: resguardar las horas de sueño y comida, tener una alimentación saludable, realizar ejercicio físico (mente sana en cuerpo sano), mantener contacto con otras personas aunque sea de forma virtual, informarse a través de canales oficiales y no exponerse a una sobreinformación que solo generará confusión y angustia, además, en caso de convivir con otras personas, se recomienda conservar los momentos y espacios de intimidad.

Finalmente, cabe destacar en junio de este año, el Gobierno lanzó su programa “SaludableMente” (https://www.gob.cl/saludablemente/) que apunta a fortalecer la red de apoyo Salud Responde, establecer operativos de atención en los centros de salud familiar de atención primaria y la instalación de una plataforma donde los beneficiarios de Fonasa pueden agendar consultas psicológicas o psiquiátricas de forma gratuita. Además, entre los contenidos de la plataforma “SaludableMente” destaca el apoyo de psicólogos quienes entregan una serie de recomendaciones para ayudar a las personas que lo necesiten, a acceder a herramientas que contribuyan a mitigar los problemas generados por la angustia o la ansiedad, entre otros.


Teléfonos de ayuda:

Salud Responde: 600 360 7777
Fono Mayor: 800 4000 35
Fono Infancia: 800 200 818
Apoyo para niños, niñas y adolescentes: 1515
Fono Drogas y Alcohol: 1412
Fono orientación y ayuda para víctimas de violencia intrafamiliar: 1455

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información