Slide

VDS Chicureo

Dióxido de Cloro: Los peligros de los remedios milagrosos

 

Se lo promociona como un producto «víctima» de la industria farmacéutica, que no reconoce sus propiedades por temor a que amanece sus intereses comerciales. Pero lo cierto es que no hay estudio que avale su eficacia más que como un desinfectante de superficies y como compuesto que en una concentración de un 0,8% permite potabilizar el agua.

Se usa como blanqueador y para descontaminar superficies industriales, ya que se asemeja a la lejía o el cloro, también se usa en concentraciones mínimas para potabilizar el agua, sin embargo, es un desinfectante comercial que en ningún caso debería ingerirse puro.

Sin ir más lejos,

El  Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica de Chile (CITUC) junto a la Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental (SIBSA),   Red de Centros de Información y Asesoría Toxicológica de Centroamérica (REDCIATOX), el Programa Salud, Trabajo y Ambiente en América Central (SALTRA), junto a otras instituciones médicas y científicas de América Latina, advierten sobre los riesgos para la salud del consumo de productos químicos que dicen poseer efectos preventivos y/o curativos sobre COVID-19.

En el mercado se comercializan estos productos a base de dióxido de cloro ó clorito de sodio, conocido también como Miracle Mineral Solution, publicitados como tratamiento médico, sin ninguna evidencia científica que apoye su seguridad y eficacia. De hecho, la ingesta de éste puede provocar cuadros digestivos irritativos severos,  náuseas, vómitos y diarreas, además de graves trastornos hematológicos (metahemoglobinemias, hemólisis, etc,), cardiovasculares y renales.
Semana tras semana, circulan en internet los efectos milagrosos de estos nuevos tratamientos que prometen una cura al COVID-19, porque aumenta los niveles de oxígeno en la sangre. Sin embargo, los expertos señalan que esto es falso y que, por el contrario, esta sustancia puede oxidar la hemoglobina y desencadenar problemas más graves.
Lo mejor es cuidarnos con el uso de mascarillas, el correcto lavado de manos y la distancia social, esperando que pronto están disponibles las vacunas, que ofrecen una solución preventiva con siglos de experiencia clínica.
Comentar
 
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información