> Slide

VDS Chicureo

Expertas locales nos invitan a darle una vuelta positiva al periodo de encierro

Con el regreso de las cuarentenas, la mayoría ve incrementado el tiempo que pasa en casa. ¿Cómo aprovechar esta oportunidad para aumentar nuestro desarrollo personal y ser más felices con nosotros mismos?

mamá, jugando, cuarentena, revista valles del sol. revista vds

Ya no hay otra opción. Si queremos velar por nuestra salud y la de los demás, debemos quedarnos en casa. Esto es un agrado para algunos, pero para otros, un real sufrimiento y ya han empezado a surgir las voces de alarma por el aumento de las enfermedades mentales como depresión, estrés, ansiedad u otras, y también se ha visto un incremento de los niveles de obesidad. ¿Qué hacer entonces para no sufrir en este periodo? ¿Para cuidar nuestra salud física y mental? Y para, además, ¿sumar algo positivo a nuestras vidas? Conversamos con 3 vecinas de Chicureo que nos entregaron sus mejores tips para sobrellevar mejor el encierro de esta cuarentena.

Mónica Farías Fritsch, psicóloga transpersonal
Mónica Farias, Revista Valles del Sol, Revista VDS
«Al mal tiempo, buena cara», es un sabio dicho en este país. Si estás quejándote, o enrabiándote, no sirve de nada. Sólo te amargarás o deprimirás.

Juguemos y conversemos en familia de lo que nos pasa, y de nuestros intereses. Aprovechemos de desarrollar esa afición para la cual no teníamos tiempo: pintar, ser creativo en la cocina, observar la casa y el jardín, hacer «mejoras» con lo que se tiene a mano, decorándola diferente, ordenando y seleccionando aquello que ya no sirve o no quieres usar más, como vestuario, artículos de cocina, máquinas que no usas, etc. Si hay algún curso o taller de algo que te interesó, pero nunca tuviste tiempo para hacer, seguro que existe en las redes sociales algo a bajo costo que sirva en esta ocasión: alguna manualidad, deporte, danza, entrar a algún chat con temas de interés, foros o tantas otras alternativas.

Y como decían los antiguos sabios, alimenta tu cuerpo, tu mente y tu espíritu…y también, acoge tus emociones. En este sentido, aprovecha de trabajar contigo en tu interior, o con algún especialista o guía en los temas que tienes pendientes. Conócete a ti mismo/a. Aprende a meditar, de la manera que te haga sentido, escucha música que facilite tus procesos, comparte con otros tus descubrimientos, si así lo quieres. Con el encierro, estamos obligados a mirarnos hacia adentro: ¿Quién soy realmente? ¿qué quiero y no quiero en mi vida? ¿qué dolores no he podido sanar? ¿tengo conversaciones pendientes con algunas personas en mi familia, o amistades? ¿quiero hacer un cambio en mi vida en algún aspecto? estas y muchas preguntas pueden ayudarte a crecer en varios ámbitos de la vida. Este encierro es una nueva oportunidad, no la dejes pasar, ni dejes de agradecer lo que tienes, los que están a tu lado día a día, y lo que damos por obvio: el sol, la lluvia, los pájaros, la naturaleza, tu comida y todo lo que te da la comodidad y el descanso. Es una oportunidad para ser más íntegro/a.

Jakeli Belmonte-Pool Hargreaves, terapeuta holística

«Los pies en la tierra el corazón en el cielo»

 Las recomendaciones básicas para mí son siempre espacios de silencio y tranquilidad para conectar con nosotros mismos, ojalá meditación (de silencio absoluto o con un tutorial de meditaciones guiadas) y hacer ejercicios, dentro de nuestras posibilidades.

Mover la energía, ojalá caminando, porque así, estás activando la energía de conexión con la madre tierra. Y hacer ejercicio con la máquina que tengas, lo importante es “mover la energía”.

Tomar mucha agua, hidratarse constantemente durante el día. Al tener hidratado el cerebro es más fácil que la persona tenga pensamientos más ligeros, amorosos y simpáticos, menos dramáticos y sin dolores de cabeza.

Lo mismo con la alimentación, mientras más densa y procesada, más pesada también la cabeza, los pensamientos más lentos y negativos. Así que una tercera recomendación es una buena nutrición. Verduras de todos los colores, de preferencia crudas y acompañadas de proteínas. Carne roja como última instancia.

Leer libros positivos y crecedores.

Escribir lo que piensas. Volcarlo en un papel que después se rompe o se quema, produce liberación de esa energía.

Buscar películas de desarrollo personal, que eleven la energía.

Mantener pensamientos benevolentes de gratitud y desde ahí elevar tu frecuencia.

Paola Maluje, coach ontológico y tarotista

Es fundamental cambiar la forma en que nos hablamos, ya que eso se relaciona con cómo te trata la vida. Hay que hablarnos en positivo, en belleza, en tono esperanzador.

Un punto muy importante es para poder llegar a un estado de tranquilidad, más allá de un hobbie. Yo recomendaría algo tan simple como poner una música suave, una música relajante y en la mañana al despertar, sentados en un lugar cómodo, escuchar esta música. Conectarnos con nosotros, con el latido de nuestro corazón y con ese estado de quietud, de no hacer nada, durante 10 minutos.

Es muy importante que en este espacio de quietud (con un mantra, música clásica o la que a uno le acomode, pero que sea relajante) nos conectemos con la respiración. Inspirar profundo, retener el aire, soltar 3 veces y luego mantener una respiración tranquila, pausada, pero consciente.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información