> Slide

VDS Chicureo

MG TIPS: LOS MEJORES CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE TU AUTO DURANTE EL VERANO

 

Si bien el verano trae jornadas de relajo, algunos días pueden ser muy pesados, calurosos y con altas temperaturas, las que pueden afectar los automóviles empujándolos más allá de sus límites. A diferencia de las personas, que basta con un buen protector solar y un vaso de agua, el vehículo necesita de mayores cuidados para pasar las tardes calurosas. Desde Morris Garages entregan algunos consejos para mantener al compañero de viajes en las mejores condiciones.

Es recomendable que el vehículo esté en el mejor estado posible durante todo el año. Sin embargo, es imprescindible que esto sea aún más cuando las temperaturas son extremas -ya sea con mucho frío o mucho calor-. Las piezas externas como los neumáticos, el tablero o la pintura, son algunos puntos que se ven afectados al estar directamente expuestos al sol. A pesar de esto, el calor también puede perjudicar las partes internas del vehículo.

Para evitar las consecuencias del calor y de la época estival, desde MG Motor entregan una serie de consejos útiles para el mantenimiento del automóvil en verano:

Revisar el nivel del líquido refrigerante: Uno de los elementos más importantes para mantener fresco el vehículo es el radiador. Esta pieza utiliza un líquido refrigerante que ayuda a prevenir daños en el motor debido al calor adicional. En verano, se debe verificar constantemente el nivel de este fluido.

Esto se puede hacer observando el tanque de almacenamiento que tiene un indicador de nivel máximo y mínimo. Si el nivel es bajo, debe rellenar el tanque con refrigerante. En caso de que haya perdido su viscosidad, es recomendable llevaro al servicio para enjuagar el radiador y agregarle una cantidad nueva.

Un vistazo rápido a los neumáticos: Es fundamental mantener la presión de los neumáticos en perfectas condiciones la mayor parte del tiempo. Conducir con una presión inferior a la óptima, provocará que el peso del vehículo dañe sus costados y ocasionará daños permanentes. Para encontrar la presión exacta recomendada por el fabricante hay que buscar en el marco de la puerta, la guantera, o la tapa del combustible. Tampoco es recomendable que estén demasiado inflados, ya que el aire del interior tiende a expandirse más en verano y podría provocar una explosión durante recorridos largos, por ejemplo.

Las variaciones drásticas de temperatura entre el día y la noche también pueden dañar los neumáticos. Las piezas de la maquinaria -especialmente las de goma- se contraen en invierno y se expanden en verano, causando un desgaste excesivo. Además, nunca es un mal momento para revisar el desgaste de sus superficies.

Cambio de aceite y chequeo de filtros: Esto es particularmente importante si el último cambio de aceite realizado fue hace algún tiempo, porque las condiciones climáticas intensas de cualquier tipo pueden imponer cargas adicionales a su aceite y filtro de aceite. Según el After Sales Manager de SAIC Motor, Esteban Durán, “el aceite funciona para mantener lubricadas las piezas del motor, mientras que el filtro captura los escombros y la suciedad, entre otras cosas, que se han introducido en el sistema de aceite. Un filtro limpio significa que se recoge más material, lo que significa aceite más limpio y por ende un motor más saludable”. Para realizar estos chequeos lo más recomendable es ir al concesionario autorizado y así mantener la garantía del vehículo.

Probar la batería frecuentemente: No todos los días, pero sí de vez en cuando. El calor y la vibración son los peores enemigos de una batería, que provocan deterioros internos y eventuales fallas. Si bien no se puede hacer mucho con el calor, se recomienda asegurar que la batería esté bien montada para minimizar la vibración.

Otro problema potencial es la evaporación más rápida del líquido de la batería, lo que provoca corrosión en los terminales y en las conexiones. Para combatir eso, un profesional debe asegurarse de limpiar cualquier acumulación de corrosión de los terminales de la batería y las abrazaderas de los cables, asegurándose de que estén lo suficientemente apretadas para que no se muevan. Si una batería tiene más de tres años, es una buena idea que un técnico capacitado la pruebe para determinar su vida útil.

Si bien estos son los principales puntos, no está demás examinar la alineación del automóvil, verificar el aire acondicionado, lo que se puede hacer llevando el vehículo a sus mantenciones correspondientes a los servicios autorizados. Además de esto, lavar frecuentemente la carrocería para mantener el brillo la pintura y que no se dañe por el efecto de la suciedad y el sol y cambiar los limpiaparabrisas, entre otros, asegurarán una época estival sin fallas ni imprevistos a futuro.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información