> Slide

VDS Chicureo

¿Pueden ser vegetarianas nuestras mascotas?

Hoy en día es una tendencia en los humanos, pero muchos dueños han querido replicar estas prácticas con sus compañeros peludos. Hay tipos de dietas que se están popularizando, pero que son deficientes en ciertos minerales o vitaminas esenciales para el organismo del animalito. Por esta razón conversamos con David Rodríguez Gaete, médico veterinario con diplomado en nutrición clínica y gastroenterología, para que nos cuente más al respecto de si es saludable hacer eso o no.

Lo primero que nos dijo David fue que, por motivos principalmente de salud en casos muy particulares, como la insuficiencia hepática u otra enfermedad importante, los médicos veterinarios pueden recomendar limitar el consumo al mínimo de proteínas, pero manteniendo una dieta equilibrada en vitaminas, carbohidratos, grasas, etc. Pero hacerlo bajo circunstancias normales es caer en un error fisiológico.

Ellos necesitan una cantidad de aminoácidos que solo se encuentran en las proteínas de origen animal y no de origen vegetal. Hay un concepto llamado Digestibilidad de los nutrientes, este consiste en explicar el porcentaje del aporte de proteína que puede usar el animal. Por ejemplo, tenemos 100gr de pollo y 100gr de soja (proteína animal y vegetal). De esa cantidad, el pollo aporta un 30% de proteína y la soja un 45%. La diferencia la marca la Digestibilidad de los nutrientes, ya que, de ese porcentaje de proteína que aporta el pollo, el animal absorbe un 90% de nutrientes, versus el 60% que se absorbe de la soja.

En el caso de los perros y en especial los de compañía, podrían aguantar un poco mejor una dieta vegetariana si se les provee de buenos suplementos. De que se puede, se puede, pero no es recomendable por lo mencionado más arriba. Pero en el caso de los gatos es muy dañino, ya que ellos son estrictamente carnívoros, a diferencia de los perros, que son omnívoros. Los felinos necesitan sí o sí de proteínas provenientes de la carne para cumplir sus funciones normales.

“Es importante no confundir la comida que consumimos nosotros con la que consumen nuestras mascotas, la de ellos es procesada de una manera muy distinta, está hecha para que el perro o el gato absorba al máximo los nutrientes del alimento y no es así con la comida de nosotros”, dice David.

En otras palabras, si queremos tener un perro vegetariano, por ejemplo, no podemos darle un plato de legumbres como hacen los humanos para suplementar la proteína de la carne, porque ese plato de legumbres no está industrializado para que el perro saque las mismas ventajas de los nutrientes que nosotros.

Para más datos e información sobre nutrición animal, puedes seguir a David en su Instagram @nutri.vet.chile. O si buscas asesoría en la dieta de tu mascota, puedes consultarle al número +569 6694 7608.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información