> Slide

VDS Chicureo

Tiroides: principales enfermedades que la afectan
Bocio, hipotiroidismo e hipertiroidismo son las más frecuentes

La tiroides es una glándula que se ubica en el cuello y su función es producir dos hormonas, la T3 y la T4. Ambas regulan la velocidad de múltiples procesos metabólicos del cuerpo, donde destaca el funcionamiento del corazón, cerebro, intestino, músculos, temperatura y peso.

Debido a la importancia que tiene para el funcionamiento del organismo, cada 25 de mayo se celebra el Día Mundial de la Tiroides, fecha en que se busca aumentar la conciencia de las enfermedades de esta glándula, promover la comprensión de los tratamientos, difundir los avances y dar a conocer la prevalencia de las enfermedades que la afectan.

La Dra. Daniela Eugenin, endocrinóloga de Clínica Universidad de los Andes, se refiere a los factores de riesgo de estas patologías: “Las enfermedades tiroideas son más frecuentes en las mujeres y se pueden presentar en cualquier momento de la vida. La más prevalente es el hipotiroidismo que, según la última Encuesta Nacional de Salud, afecta al 18,6% de los chilenos mayores de 15 años. Los antecedentes familiares son un factor importante para el desarrollo del hipotiroidismo e hipertiroidismo. La dieta baja en yodo hoy en día juega un rol etiológico menos importante en el hipotiroidismo dado que, por norma nacional, la sal es yodada en nuestro país”, afirma.

Patologías más comunes de la tiroides:

  •  Hipotiroidismo: se produce cuando la tiroides produce menos hormonas que las que se requiere. Si bien no presenta síntomas en sus inicios, con el tiempo se manifiesta con señales poco específicas, como aumento de peso, fatigabilidad, somnolencia, piel seca, intolerancia al frío y constipación, entre otros. “Es importante estar alerta, ya que se puede confundir con depresión. El tratamiento consiste en administrar la hormona que no produce la tiroides, en este caso, levotiroxina”, explica la Dra. Eugenin.
  • Hipertiroidismo: es menos frecuente (1 a 2% de la población) y se produce cuando la tiroides secreta en exceso la hormona tiroidea. Esta enfermedad acelera el metabolismo, por lo tanto, se produce una pérdida importante de peso, polidefecación, cansancio, palpitaciones, intolerancia al calor, irritabilidad, etc. “El tratamiento dependerá de la causa que la desencadenó, ya que van desde tratamiento farmacológico, yodo radioactivo para quemar la glándula y, en algunos casos, la extirpación de esta mediante una cirugía”, enfatiza la Dra. Eugenin.
  •  Bocio: crecimiento de la glándula tiroidea. Se puede presentar como crecimiento difuso glandular (inflamación glandular en el caso de tiroiditis) o crecimiento focal glandular (presencia de un nódulo). Su tratamiento dependerá del escenario clínico, ya que puede estar relacionado a hipotiroidismo, hipertiroidismo o no haber alteración de la función tiroidea.

Es fundamental tener presente que, frente a un crecimiento de volumen cervical o síntomas
sugerentes de hipotiroidismo o hipertiroidismo, hay que consultar precozmente al especialista.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información