> Slide

VDS Chicureo

Un libro viejo para navidad

Por: Luz María Del Valle

Entre tantos regalos llegados por mensajería, en bolsas que desinfectamos, en paquetes y cajas que dejan a la puerta de la casa, la llegada del Viejito Pascuero este año seguramente será un “delivery” más, que ordenamos tecleando en el computador o que los niños eligieron engrasando las pantallas con sus deditos expertos en tecnología.

Pero hay un regalo lindo, especial, del corazón, que no se puede pedir por Internet y que, con la debida explicación, se llegará a convertir en un gesto inolvidable esta Navidad: regalemos un libro viejo. Sí, ese que está desarmado y polvoriento en lo más alto del estante. Ese que guardamos porque nos trae tantos recuerdos de la niñez.

Cada miembro de la familia puede elegir a otro familiar más chico y envolver con amor un libro que leía cuando tenía la misma edad, cuando jugaba a las mismas cosas, cuando se aburría con otros libros. Qué linda manera de conocer más a la mamá o al papá que leer ese viejo libro, con olor a papel amarillento, rayado con sus manitos infantiles o pegado con cinta adhesiva en la hoja que se rompió. Sí, ese que no los dejaban tocar cuando eran más pequeños. Qué deliciosa complicidad cuando le pasamos al hijo adolescente ese libro prohibido y le decimos “ya estás grande, creo que puedes disfrutar este libro tanto como lo disfruté yo”.

Regalar algo propio es un tesoro con historia, es como abrir una ventanita al propio pasado y dejar que alguien se acerque a mirar.

Esta Navidad regalen un libro viejo.  Cuéntenles a sus hijos cómo eran ustedes cuando leían ese libro, díganles por qué ese libro es especial. ¿Quién sabe? Tal vez algún día ellos también lo vuelvan a regalar contando esa linda historia de Navidad.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información