> Slide Campaña Grabado de Patentes Campaña Grabado de Patentes Mobile

Por: Dr. Luis Herrada, jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Universidad de los Andes

Vacaciones en la casa: 9 precauciones a tomar en cuenta

Estas recomendaciones buscan evitar que los niños sufran accidentes domésticos prevenibles.

En estas semanas de vacaciones en que los niños están más tiempo en la casa y muchos papás no pueden estar pendientes de ellos todo el tiempo, es fundamental poner atención a situaciones habituales que pueden ser potencialmente dañinas para los menores.

El Dr. Luis Herrada, jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Universidad de los Andes, entrega algunas pautas en cuanto a lo que debemos tener más cuidado y lo que es mejor no tener en una casa con niños.

Revista VDS Chicureo Dr. Luis Herrada
  1. Cocina: Los niños deben contar siempre con la supervisión de un adulto ya que son muy curiosos y los potenciales peligros de la cocina son múltiples. Desde subirse a los muebles a buscar algo y caer, cortarse con algún cuchillo, hasta quemarse gravemente con el horno o el contenido de una olla, quemadores o hervidores.
  2. Baterías: Se pueden encontrar en controles remotos de TV, portones y autos, en juguetes, pesas, termómetros digitales, calculadoras o cámaras. El peligro radica en que, al tragárselas, se pueden ahogar o sufrir graves quemaduras y perforación de órganos abdominales e intestino, ya que, aunque estén vencidas, siguen teniendo carga y generan electricidad al entrar en contacto con jugos gástricos.
  3. Medicamentos: Ninguno es inofensivo y no se sabe qué efectos puede tener en quienes no han sido recetado, sobre todo si es un niño.
  4. Sillas altas para niños: Son peligrosas al estar cerca de una mesa, porque los niños pueden escalar a ella y caerse. Asimismo, apoyan los pies en la orilla de la mesa y empujan la silla hacia atrás.
  5. Alfombras sin adherencia:  es habitual que, al pisarlas, el niño se resbale y caiga. Las más peligrosas son las que están puestas al comienzo de una escalera. El riesgo también se presenta cuando están arrugadas, siendo ideales para que alguien se tropiece. Para evitarlo, existen diversos elementos que se pueden poner por debajo para impedir su movimiento.
  6. Cordeles de cortinas: Si un niño lo alcanza puede cruzarlo por su cuello fácilmente y asfixiarse. Por eso se recomienda no dejarlos a su altura o cerca de una cuna, ya que podría encaramarse y tomarlo.
  7. Estantes: Para los niños son una simple escalera por la que pueden alcanzar objetos que hay arriba y que captaron su atención. El problema es que el mueble cede y puede caer, aplastando al menor. Para evitarlo, se deben apernar al muro y no dejar cosas atractivas para ellos.
  8. Piscinas:  que los niños sepan nadar no es garantía de que no se puedan ahogar, por eso es indispensable contar con la supervisión constante de adultos y poner rejas alrededor. Pero no cualquiera sirve, las condiciones son:
    1. Rejas de un mínimo 1.50 m de altura.
    2. Separación entre barrotes de no más de 8 o 10 cm, que no quepa la cabeza de un niño.
    3. Debe tener una puerta con seguro o chapa en la parte superior.
    4. No debe haber nada cerca de la reja que le permita al menor escalarla.
    5. No dejar objetos atractivos, inflables, juguetes o nada que llame la atención en su interior, ya que el niño tenderá a ir a buscarlos.
  1. Camas saltarinas: suelen ser la causa de fracturas, lesiones cervicales y esguinces. Además, cuando la malla protectora no está en buenas condiciones o fallan los elásticos que sujetan la cama, quienes se encuentra saltando, pueden caer fuera de la cama, pudiendo tener consecuencias fatales.

“También es importante instalar mallas protectoras en las ventanas o terrazas y, si la casa tiene jardín, estar siempre atentos a cuando los hijos salen, ya que podrían sufrir algún daño o, si la reja queda abierta, salir a la calle. Asimismo, fijarse que no haya un niño cerca al sacar o entrar el auto”, concluye el Dr. Herrada.

Comentar

Slide Revista digital VDS Julio 2024
 

Slide
 

Dejar comentario