> Slide > Slide

Loreto Gatica

Día de la Cocina Chilena: 12 deliveries para celebrar nuestro patrimonio gastronómico

¡Un fecha tan sabrosa no la puedes dejar pasar! Por eso para este jueves 15 de abril te dejamos una guía para pedir a domicilio platos bien chilenos como cazuela, porotos, empanadas y hasta pulmay.

Cada 15 de abril se celebra el Día de la Cocina Chilena, una fecha que busca relevar el valor de nuestra gastronomía, que es rica y diversa según las diferentes regiones.

Al igual que el año pasado, en esta ocasión debido a la pandemia toca festejarla en casa y por eso armamos esta guía con  un puñado de deliveries para saborear el patrimonio culinario nacional.

Juan y Medio

Es una de las picadas de carretera esenciales camino al sur. De hecho, Juan y Medio tiene más de 70 años de historia ubicado en Rengo, además de una sucursal en Santiago, en la calle José Manuel Infante.

Ambas son buenas opciones para rendir tributo en el Día de la Cocina Chilena con sus platos desbordantes y cargados de tradición.

En el restaurante de la carretera se instaló un servicio de atención al auto, con todas las normas sanitarias requeridas.

Mientras que en Santiago puedes pedir por delivery los clásicos de su carta, como la cazuela de vacuno ($ 7.950), con una buena porción de carne blandita, o los porotos granados con mazamorra ($ 5.500).

Otra alternativa es la plateada de vacuno ($ 8.950) que también puede pedir en formato de media porción ($ 5.950), con puré picante ($ 2.700) o a lo pobre ($ 4.200).

Se pide de martes a domingo, de 12.30 PM a 5.30 PM, a través de su página web.

Confitería Torres

¿Extrañas el legendario local de la Alameda? ¡Nosotros también! Y cómo no, si la Confitería Torres es un clásico con más de 100 años, uno de los más antiguos de Santiago y donde se inventó nada más y nada menos que el barros luco.

Ahí atienden personajes emblemáticos, como don José Santos, el garzón con más de 60 años en el mismo lugar, y Gastón Martínez,el bartender que trabajó 40 años en el Hotel Carrera y famoso por sus cocteles clásicos, como el bitter batido.

Si bien actualmente ese local se encuentra cerrado por la pandemia, puedes probar su carta de delivery que funciona desde a sucursal de Isidora Goyenechea,con platos imperdibles de temporada, como el charquicán ($ 6.800) que llega con un huevito frito en librillo de greda.

Eso, además del pastel de choclo ($ 9.800), con una buena presa de pollo y pino, la plateada ($ 9.800), que viene con pastelera, o el costillar asado ($ 11.800). con puré picante.

Los puedes pedir a través de su página web.

Na’ que ver

Na’ que ver es una picada bien chilena, atendida por sus propios dueños, Jorge Cuevas y Paola Valdenegro, donde de martes a domingo encuentras una cocina que ellos llaman “pulenta, picarona y guachaca”.

La misma que puedes puedes pedir por delivery “hasta que se coman todo”,como dicen en el local.

La que cocinan son tentaciones como los granaos’ con mazamorra ($ 4.500), porotos granados cocinados con sofrito, zapallo camote, tómate, albahaca y choclo molido, o el costillar es mío ($ 7.500), que es un costillar de chancho marinado en cerveza, cocinado por más de dos horas para que quede blandito, con puré.

También un maravilloso lomo liso y charquicán ($ 7.500), que viene con huevo frito.

Los pedidos se realizan a través de su página web.

Dulce Fermento

Claudio Úbeda, el reconocido chef que es vicepresidente de Les Toques Blanches y que pasó por el restaurante The Glass, del Hotel Cumbres, donde en 2017 recibió el premio de Cocina Chilena Destacada del Circulo de Cronistas Gastronómicos, tiene un nuevo emprendimiento: Dulce Fermento.

Ahí lo encuentras literalmente con las manos en la masa, preparando y repartiendo a domicilio clásicos que son pura chilenidad.

Como las empanadas de pino ($ 2.200), de masa delgadita bien uslereada y un toque de manteca, a la chilena, con un pino de carne picada y molida, con cebolla y ají color, aceituna carnosa con cuesco, que le da sabor, y un cuarto de huevo.

También hornea unas empanadas de prieta ($ 6.000 las cinco), de masa delgadita, que vienen con un imperdible pebre de manzana.

Para endulzar el día imperdible son sus berlines ($ 700), rellenos de pastelera casera o manjar, con una masa esponjosa, hecha de levadura, leche, mantequilla, harina, y huevo, a la antigua usanza, bien espolvoreados de azúcar flor.

Ojo, que aquí además puedes pedir, la crocante, aireada y tan querida marraqueta ($ 200 cada una).

Se encarga de lunes a domingo a través del Instagram @dulce_fermento

Ana María Restaurante

Ana María Restaurante es el local con más de 30 años de historia en la calle Club Hípico, a cargo de Ana María Zúñiga, cocinera autodidacta que recrea los sabores y la emoción de la cocina de su madre en la comuna del Laja, en plena Región del Biobío.

Pura sazón popular que ahora puedes probar por delivery, con platos como el mariscal de la casa ($ 11.000), con un surtido de mariscos traídos de Calbuco, además de camarones, ostiones y pulpo por ejemplo, y ceviche, ontundente y jugoso.

También la plateada al horno ($ 9.000), blandísima, que puedes acompañar con arroz ($ 2.800) o papas salteadas.

Además, encuentras su pastel de jaibas ($ 11.000), con una base de pan, carne y pinzas de jaiba y un toque de queso para darle ese punto gratinado, y el chupe de mariscos ($ 12.000), con calamares, jibia, locos, ostiones. Bien sabroso.

El delivery se pide a través de su Instagram @anamaria_cocina o del Whatsapp +569.76137306. El reparto es de viernes a domingo.

Chiloé en tu mesa

Chiloé en tu Mesa es de esos tesoros de cocina regional que encuentras en Santiago. Te hablamos del local de Juan Cataldo y su señora, Sandra Chávez, chilotes de tomo y lomo que desde 2012 preparan pulmay, como se le dice al curanto cuando no se hace en hoyo sino en olla.

Su pulmay ($ 9.900 por persona) llega hasta con librillo de greda para contener ese caldito denso que trae costillar y longaniza ahumada del sur, papas chilotas, pollo, cholga, choritos y almejas. Pura enjundia.

Además viene con milcao (la mezcla de papa que se ralla, se estruja se le saca y se mezcla con una papa cocida) y chapalele, de harina y papas cocidas.

Ojo, que este 15 de abril, por el Día de la Cocina Chilena, esta joyita sureña estará a precio especial: $ 9.000 por persona y $ 17.000 para dos.

¿Qué más puedes pedir? Las empanadas fritas ($ 2.500), que pueden ser de cochayuyo, de mariscos o las imperdibles de navajuelas.

También un delicioso pastel de jaiba ($ 6.000) y un menú de barrio ($ 4.000), que puede ser merluza frita con arroz y ensalada de tomate por ejemplo, o chuleta ahumada con los dos acompañamientos que elijas.

Ojo, el delivery es propio, por lo que se encarga con 24 horas de anticipación a través del Instagram @chiloentumesa p el Whatsapp +56964882151

Antigua Fuente

¿Un sanguchito bien chileno? Los de la Antigua Fuente, que es como se llama ahora la Fuente Alemana, el local emblemático con más de 65 años en la Alameda (el de Pedro Valdivia conserva el nombre).

Y si bien cambió de nombre, la tradición y el sabor persiste, con el mismopan amasado de corteza crujiente hecho por su propia panadería y ese lomito maravilloso que se mantiene en su propio caldo.

Si quieres rendirle honores a la tradición sanguchera de la cocina chilena, encarga a domicilio su churrasco italiano ($ 6.800), de carne jugosa, buena cantidad de palta, tomate y mayonesa, con ese pan pasado por la plancha para que absorbe todo los juguitos.

O el lomito italiano ($ 6.400), que viene en ese pan amasado de factura propia y con lonjas de lomito jugosito.

Pide de lunes a sábado, de 11.30 AM a 9.30 PM, a través de su página web 

Las Lanzas

Ojo, la foto es antigua, por eso la ausencia de mascarilla. Lo cierto es que Las Lanzas es de esos lugares que son patrimonio gastronómico nacional, la fuente de soda con más de 50 años de historia que es uno de los locales más antiguos de la Plaza Ñuñoa.

Y si bien tiene ascendencia española, la sazón chilena no se la quita nadie. Más cuando se trata de platos como las lentejas ($ 3.500), bien caseras y con chorizo o la legendaria mechada ($ 5.500), que puede ser con tallarines y salsa de tomate.

Otro imperdible son las pantrucas (3.500), caldo maravilloso, o los callitos a la madrileña ($ 5.500) de esos que ya casi no se encuentran.

Y su delivery también ofrece postres, por supuesto, como las sopaipillas pasadas! ($ 3.500), imposible más chilenas.

Se encarga a través del Whatsapp +569-49622476, de martes a domingo, de 12 PM a 5 PM.

Tres Peces

¿Estás en Valparaíso o Viña del Mar? Aprovecha de mirar las alternativas de delivery de Tres Peces, el primer restaurante de pesca responsable del país, puro goce de cocina chilena marina.

Ojo que el menú va cambiando cada semana, de acuerdo a la pesca del día, es decir, lo que se encuentra disponible, que en este caso viene directamente de manos pescadoras, sin intermediarios.

Puede tocarte caldillo de congrio ($ 6.000), que llega en frasco, listo para calentarlo en la casa, o palometa en lata ($ 6.500), la clásica preparación porteña, hecha en su punto, con papas, cebollas, longaniza y harto caldo.

Puedes pedirlo a través de su Instagram @trespecesvalparaiso. El reparto es de miércoles a domingo en Valparaíso y de jueves a domingo en Viña del Mar.

El Abasto

Otro buen dato en regiones para este Día de la Cocina Chilena es El Abasto, restaurante ubicado en el centro de Rancagua.

A cargo de Consuelo Poblete e Ítalo Prelle, lo que ahí encuentras es cocina de mercado, con productos comprados a pequeños productores que hablan del patrimonio gastronómico de la Región de O’higgins, como el cordero del secano costero o el vino chacolí de Doñihue.

Ahora lo puedes probar por delivery en formato de sándwich, como el churrasco marino ($ 5.000), el clásico de pescado frito en marraqueta, con tomate, lechuga y cebolla morada.

O el de chanchito ($ 5.000), que viene guisado en mostaza y miel con cebollita en escabeche, mayo al limón y tomate cherry.

Se pide a través de su Instagram @el_abasto

Dulcería Providencia

Dulcería Providencia es una pastelería virtual, donde puedes encargar empolvadoschilenitos, merengues y alfajores, hechos en el día con ingredientes como manjar de campo y huevos de gallinas felices, con toda la tradición de la cocina nacional.

Se trata de el emprendimiento del chef Álvaro Recabarren, quien recurrió a su memoria emotiva, a los tiempos en que acompañaba a su abuela pastelera, Ana María Valero, a dar clases en el Inacap, más el estudio de un variado recetario, para armar este delivery de dulces chilenos.

Uno para el que te conviene pedir la caja ($ 10.800), una maravilla con 12 dulces de muy buen porte, que incluye merengones, alfajores, empolvados y los chilenitos, que son de una hojarasca quebradiza y suave, con manjar y una buena capa de cremoso merengue hecho en el día.

O puedes encargar alguna de las opciones especiales, como las milhojas huevo moll ($ 980), que tiene capas de alternadas de manjar y huevo moll(esa pasta en base a yemas de huevo y azúcar) o los empolvados ($ 980), esponjosos, de esos que se deshacen en la boca, rellenos de manjar lúcuma.

Pídelos de martes a sábado, a través de su Instagram @dulceríaprovidencia.chile

VM Antojo

¿Más ideas para endulzar el Día de la Cocina Chilena? VM Antojouna oda a los empolvados, ese clásico de la repostería chilena, suave, esponjoso y con esa textura que parece deshacerse en tu boca.

Valeria Miranda, diseñadora Industrial y peluquera que en tiempos de pandemia, se antojó, buscó y probó hasta dar con la receta perfecta de empolvados.

Según explica, se trata de un “pecado piadoso”, porque la masa no lleva materia grasa, las calorías se concentran en el manjar,  por lo que no resultan hostigosos.

Vienen en  cajas de 12 ($ 7.000) suaves, húmedos y esponjosos, con una buen cantidad de manjar. Se encargan a través del Instagram @vm_antojo

Fuente: finde.latercera.com

bloque de texto Leer más

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información