> Slide

Bloomberg

El «atasco» de los puertos de China supera al del Canal de Suez y amenaza con llevar «el caos» al comercio global

A medida que se prolonga el cierre parcial de terminales, las rutas comerciales se enredan aún más y aumentan los precios récord del transporte marítimo.

El "atasco" de los puertos de China supera al del Canal de Suez y amenaza con llevar "el caos" al comercio global, Revista Valles del sol, Revista VDS, Chicureo

La industria naviera mundial, ya agotada por las crisis pandémicas que se suman a las presiones inflacionarias y los retrasos en las entregas, se enfrenta a la mayor prueba de su resistencia hasta el momento.

Cuando uno de los puertos más activos de China anunció que no aceptaría nuevos contenedores de exportación a fines de mayo debido a un brote de covid-19, se suponía que estaría en funcionamiento nuevamente en unos pocos días. Pero a medida que se prolonga el cierre parcial, las rutas comerciales se enredan aún más y aumentan aún más los precios récord del transporte.

El puerto de Yantian ahora dice que volverá a la normalidad a fines de junio, pero así como los horarios de los barcos y las cadenas de suministro tardaron varias semanas en recuperarse del buque que bloqueó el Canal de Suez en marzo, pueden pasar meses hasta que la carga se acumule. El sur de China se despejará mientras las consecuencias se propagan a los puertos de todo el mundo.

«La tendencia es preocupante y la incesante congestión se está convirtiendo en un problema mundial», comentó AP Moller-Maersk, el mayor transportista de contenedores del mundo, en un comunicado el jueves.

La situación en el sur de China es otro «de una serie de desastres que hemos visto plagar la cadena de suministro global», según Nerijus Poskus, vicepresidente de estrategia oceánica y desarrollo de transportistas de Flexport, que fabrica software que ayuda a las empresas a administrar cadenas de suministro. El experto calculó que la congestión en Yantian tardará entre seis y ocho semanas en despejarse.

Ese cronograma es un problema porque extiende las interrupciones al periodo de máxima demanda de fines del verano en EE.UU. y Europa, donde los minoristas y otros importadores reabastecen los almacenes antes de la fiebre de las compras navideñas de fin de año.

Amenaza de doble filo

Por lo general, barato e invisible para las empresas y los consumidores, el transporte marítimo que ahora es más caro que nunca se ha convertido en una amenaza de doble filo para la economía mundial: actúa como un lastre para el comercio y como un potencial acelerador de la inflación. En Estados Unidos, los responsables de la formulación de políticas de la Reserva Federal elevaron sus pronósticos de inflación en parte porque se han formado cuellos de botella debido a que la oferta no logra seguir el ritmo de la demanda.

Los datos de Drewry Shipping publicados el jueves no mostraron una disminución, ya que las tarifas de los contenedores en varias rutas siguieron aumentando, incluido un aumento a US$11.196 por un contenedor de 40 pies a Rotterdam desde Shanghai. Eso es un aumento de casi siete veces respecto al año anterior.

Si bien la situación en el puerto chino está mejorando, hasta el miércoles todavía había un tiempo de espera promedio de 16 días, según un comunicado separado de Maersk, con sede en Copenhague, que desviará la mayoría de sus barcos a otros lugares durante junio.

Fuente: emol.com

 

 

Fuente: emol.com

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información