> Slide

VDS Chicureo

Terapia sexual: un tabú que debemos dejar en el pasado

El sexo, las disfunciones y las terapias sexuales, son temas que pueden resultar difíciles de conversar, sin embargo, la importancia de abordarlas de manera responsable es crucial para generar una educación sexual correcta dentro de una familia y de una pareja.

La sexualidad es parte innata del ser humano. ¿Qué pasaría si no existiera el sexo? En primera instancia, no estaríamos vivos. Tan solo con ese argumento, nos podemos dar cuenta de lo importante que es; de la relevancia que tiene dentro de nuestras vidas y lo crucial que es abordarla, tanto a nivel familiar, como también de pareja.

Eleonora Delgado, terapeuta sexual y de pareja, se especializa en estas temáticas, específicamente en tratamientos de disfunciones sexuales. Cuando hablamos de este tema, nos referimos a alteraciones en la función sexual, como por ejemplo alteraciones en la eyaculación, eyaculación precoz, alteraciones en la erección, en la respuesta sexual femenina, en la parte excitatoria, en la lubricación, vaginismo, deseo sexual, etc. Por otro lado, la terapeuta abarca lo que es la terapia de pareja. Esto tiene que ver con la parte afectiva y sexual, porque como asegura ella, los problemas de pareja comienzan o terminan en la cama; si no son causas, terminan siendo efectos. Muchas veces, cuando las personas tienen disfunciones, y no las han reconocido y no han buscado ayuda, terminan teniendo problemas de pareja. Eleonora ayuda a las personas a tratar sus problemas sexuales cuando no son de origen estrictamente fisiológico.

Como bien nos cuenta la especialista, cuando una mujer está estresada, le será muy difícil excitarse bien y tener una buena lubricación. En el caso del hombre, puede tener una dificultad en lograr o mantener la erección. La medicina como tal, trata las disfunciones con tratamientos farmacológicos. Por otro lado, la psicoterapia trata las emociones y, aunque estas tengan efectos sobre algunas disfunciones, las personas pueden seguir mucho tiempo atendiéndose, y a lo mejor logren controlarlas, pero es imposible asegurar que están tratando lo que es realmente la causa y el efecto de la respuesta sexual. Pero en el caso de la sexoterapia, esta trata los elementos que causan la alteración en la respuesta, y se hace un programa para desarrollar las soluciones y estrategias que permitan tratar esas disfunciones. Los sexólogos son especialistas en detectar y tratar muchos de esos componentes.

La sexoterapia es finita, es decir, no verás a una persona que esté un año completo en terapia sexual. Se diagnostican las causas, se establece qué hay que hacer, se organizan programas y metas, y se va progresivamente; a medida que se vayan cumpliendo los objetivos, se logra llegar a una solución.

En cuanto a la educación sexual, la experta asegura que es muy deficiente, prácticamente inexistente. Si bien, muchas veces se enseña algo en los colegios, en los hogares todavía hay mucha aprensión con respecto al tema. Cuando Eleonora llegó a Chile desde Venezuela, se dio cuenta que hay varias etapas con respecto a las formas de pensar. En primer lugar, están los que tienen 40 años o más, que son más cerrados y aprensivos con respecto al tema sexual; en segundo lugar, está la generación que sigue para abajo, aquella que, a pesar de ser adultos, ya tienen otra mentalidad y están buscando liberarse. Sin embargo, en esa liberación, una persona puede irse al otro extremo, en donde todo vale, lo cual tampoco está bien. Hay una línea muy fina de lo que es sano y de aquello que no lo es, aunque sea consentido; y en último lugar, está la nueva generación, aquella que está siendo formada por esas personas de cuarenta y tantos. En síntesis, todo es producto de la educación.

De acuerdo a las experiencias de la terapeuta, existen personas que dicen que quieren experimentar, que quieren hacer tríos sexuales. En ese momento es cuando ella les pregunta si saben cuánto mide el clítoris -por ejemplo-, y dicen “sí, un centímetro”. Ahí es el primer error, ya que ni siquiera saben lo básico de la parte sexual. Las personas están buscando más allá porque no se han dado el trabajo de explorar todas las vertientes que hay alrededor del placer y de una relación sexual. Quieren aprender a correr, pero ni siquiera han aprendido a pararse.

Los terapeutas sexuales, a diferencia de lo que puedan pensar algunas personas, son aquellos encargados de buscar mejorar la salud y calidad sexual; desarrollar diferentes habilidades para que puedan vivir una sexualidad satisfactoria.

El sexo es parte de nuestras vidas, y es imposible tapar el sol con un dedo: las disfunciones sexuales, los problemas de pareja, el sexo y la sexualidad son temas que existen, y debemos abrirnos y tener la confianza de poder conversarlos de manera natural.

Comentar

Slide
 

Slide
 

Dejar comentario

Abrir chat
1
Escríbenos por Whatsapp
Hola! Escríbenos para resolver dudas y darte más información